La Seguridad Social usará 7.500 millones de euros del préstamo concedido a la Seguridad Social para pagar las pensiones el próximo 1 de julio que incluyen la nómina ordinaria, la paga extraordinaria y el pago del IRPF, lo que supondrá una factura de 19.000 millones de euros.

La nómina mensual de pensiones contributivas alcanza en julio los 9.644 millones de euros, un 5,1% más interanual. Para hacer frente al gasto de 19.000 millones, se van a usar 7.500 millones del préstamo del Estado. Trabajo destaca que la «buena marcha» de la recaudación por cotizaciones no hará necesario recurrir al Fondo de Reserva, conocido como la hucha de las pensiones.




El préstamo del Estado a la Seguridad Social, cuyo importe total asciende a 13.830 millones de euros, se aprobó por acuerdo de Consejo de Ministros el 1 de marzo de 2019, con el objeto de proporcionar cobertura adecuada a las obligaciones de la Seguridad Social y posibilitar su equilibrio presupuestario. El Gobierno aún dispone de otros 6.330 millones con fecha límite del 1 de diciembre para la extra de Navidad.







Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies