La Fiscalía de Huelva ha solicitado 4 años y 10 meses de cárcel y el pago de una multa de 300.000 euros para una mujer acusada de cobrar durante 20 años la pensión de su padre, fallecido en 1996.

El fiscal, en su escrito de acusación, al que ha tenido acceso Efe, también pide que se le prive de la posibilidad de obtener subvenciones y del derecho a gozar de los beneficios o incentivos fiscales o de la Seguridad Social durante un periodo de 6 años.




Además, considera que la acusada deberá de indemnizar al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) con 101.279 euros por las pensiones satisfechas y aún no reintegradas, cantidad de la cual también deberá responder la entidad Caixabank como responsable civil subsidiario.

Fuente: www.lavanguardia.com/







Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies