comenzó a trabajar a los 14 años en una mercería.

Se llama Dolores Agra Rodríguez, pero todos aquellos que la conocen le dicen Loli y saben de ella que con apenas 14 años cumplidos, ahora tiene 78, empezó a rendir cuentas a la Seguridad Social. Por ello, ahora esta empresaria alcanzará la jubilación con el mérito de ser la mujer con más tiempo cotizado.

En su tienda coruñesa, Lencería Marta -el nombre comercial es el de su hija, una jubilada de banca-, esta gallega de pelo cano da fe de por qué es una de las glorias de una actividad que echó raíces muy pronto en España.




Dolores, Loli, luce en una de las paredes de este inmueble repleto de percheros, cajas y estantes la Medalla de Plata al Mérito en el Trabajo, con fecha del 13 de septiembre de 2016.

Cuando le dijeron que le iban a conceder esta condecoración, su hijo creyó que era guasa. Pero no era así, el reconocimiento sí era para Loli, la de ojos vivarachos, la del comercio al pormenor de la avenida del Pasaje, en la glorieta de los Castros de A Coruña. Y aunque tímida, fue al acto de entrega de la medalla, algo tan merecido después de su prolija aportación al sistema público de pensiones.







Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies