Supondría un ahorro fiscal de más de 10.000 millones de euros al año.

Fuente: www.libremercado.com

Hace escasos días, Libre Mercado publicó una entrevista con Iván Espinosa de los Monteros, cabeza visible de VOX en materia económica. En la misma, el empresario apuntó que su formación vería con justicia la posibilidad de liberar de cargas fiscales a las pensiones.En su opinión, “si hemos cotizado durante toda la vida, es muy injusto que también caiga encima de nosotros el IRPF”.

La propuesta del partido verde coincide con distintas iniciativas que ya han llegado al Congreso. Así, el anterior gabinete del Partido Popular eximió del pago de IRPF a los pensionistas que perciban menos de 12.000 euros anuales. La administración Rajoy también puso encima de la mesa la exención del IRPF para los pensionistas que cobran 17.000 euros al año. Esta medida implica un ahorro fiscal para 1,2 millones de jubilados. Entre quienes perciben 1.000 euros brutos, la paga mejoraría en 50 euros mensuales. Para los pensionistas que ganan 1.200 euros al año, el ahorro sería de 110 euros mensuales.

Pero, ¿qué ocurre con el resto de jubilados que, igualmente, han cotizado durante toda su vida y luego ven mermada su pensión con el pago de las retenciones por IRPF? ¿Qué ahorro supondría eliminar el pago de dicho gravamen para todos los pensionistas? Veamos distintos tramos de ingresos para entenderlo mejor:




  • Un jubilado con una pensión bruta de 20.000 euros (1.430 euros mensuales) soporta una retención mensual del 11%, de modo que su pensión neta cae a 17.700 euros (1.300 euros mensuales) y el IRPF tiene un coste anual de 2.300 euros.
  • Un jubilado con una pensión bruta de 25.000 euros (1.800 euros mensuales) soporta una retención mensual del 14%, de modo que su pensión neta cae a 21.400 euros (1.500 euros mensuales) y el IRPF tiene un coste anual de 3.600 euros.
  • Un jubilado con una pensión bruta de 30.000 euros (2.100 euros mensuales) soporta una retención mensual del 17%, de modo que su pensión neta cae a 24.900 (1.800 euros mensuales) y el IRPF tiene un coste anual de 5.100 euros.
  • Un jubilado con una pensión bruta de 35.000 euros (2.500 euros mensuales) soporta una retención mensual del 19%, de modo que su pensión neta cae a 28.400 (2.000 euros mensuales) y el IRPF tiene un coste anual de 6.600 euros.






Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies