Solo a los mutualistas que han elegido atención a través de Seguridad Social




En una nota de prensa, la Conselleria ha explicado que se trata de una medida que las mutuas han implantado para facilitar la contención de contagios de COVID-19, evitando desplazamientos mientras dure el estado de alarma decretado por el Gobierno.

Las condiciones de prescripción y dispensación serán las mismas que las que operan para los usuarios del régimen general de la Seguridad Social, excepto en lo que se refiere a la aportación, que será siempre del 30%, sea cual sea el nivel de renta y la condición del asegurado.

Para la dispensación electrónica se requerirá la tarjeta sanitaria emitida por el Servicio de Salud de Baleares, con el mismo formato que los asegurados del régimen general de la Seguridad Social.







Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies