Recorte oculto con brecha de género

Gracias a la reforma del complemento por maternidad que buscaba acabar con un «modelo discriminatorio», lo que se ha logrado es recortar las ayudas por maternidad a las mujeres trabajadores, sobre todo a las que tienen más hijos y a aquellas que cobran una pensión máxima. Solo salen beneficiadas las mujeres que tienen un hijo y antes estaban excluidas, y las que perciben pensiones muy bajas.

En 2016 se puso en marcha el complemento por maternidad consistente en un 5% más de prestación para madres con dos hijos; del 10% cuando fueran tres hijos y en caso de cuatro o más, este complemento llegaba hasta el 15%.

La reforma que ya está en vigor consiste en una ayuda lineal de 378 euros al año y solo reconoce a cuatro hijos. El máximo anual que puede cobrar una madre es de 1.512 euros al año cuando antes podrían percibir el 15% de su pensión y sin límite de hijos.

 




Por ejemplo

6.000 euros. Una mujer con una pensión máxima y cuatro hijos cobraba antes casi 6.000 euros y ahora percibe 1.512. La jubilación más alta del sistema es de 2.707 euros al mes (37.905 euros al año).

2.000 euros. Una madre con 20.000 euros de pensión, que es la media del sistema, y tres hijos cobraba antes 2.000 euros, ahora se limita a 1.134 euros.

1.000 euros. Mil euros de ayuda cobraba antes una mujer con dos hijos y 20.000 euros de pensión. La cifra se reduce ahora a 756 euros.

21.000. Familias que tienen más de cuatro hijos no cobrarán el complemento a partir de su quinto descendiente.







Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies