El subsidio por defunción de MUFACE es una prestación económica de pago único que se abona a los beneficiarios cuando se produce el fallecimiento de un mutualista. La cuantía es variable según la edad del fallecido con un mínimo de 751,28 euros, para hechos causantes acaecidos desde el 1 de enero de 2013, inclusive.

Pueden ser beneficiarios los familiares o asimilados que convivan con el causante y a sus expensas.
La solicitud se puede presentar durante los cinco años siguientes a partir de haberse producido el fallecimiento.






Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies